fbpx
Logo Bona Idea Studio Marketing Digital Estratégico

Aprende ahora que los likes no venden

A diario recibimos solicitudes de empresas, emprendedores y particulares que quieren conseguir más likes, necesitan tener un aumento importante de los likes en sus publicaciones porque según su información es la manera de conseguir más ventas. Pero es que los likes no venden, de verdad que no.

Cuando hablamos de likes nos estamos dejando a un lado la información más importante de una publicación y es por ello que vamos a analizar en detalle la estructura de una publicación de manera global y en particular en Instagram y Facebook que son las que más quebraderos de cabeza parece que os está trayendo.

Afortunadamente existen muchos espacios para formarse online y esto está ocasionando que muchas empresas no contraten profesionales, que intenten conseguir de manera frenética más seguidores, más likes como si los clics fueran ventas automáticas o un seguro de obtener más contratos luego a través de la web.

¿Entonces los likes no sirven para nada?

Ni sirven ni no sirven, confunden, crean falsas intensidad en las cuentas y la sensación equívoca de tener una cuenta “on fire” o “en ruinas”. Conocemos muchas cuentas que superan a diario los 200 likes y no tienen apenas visitas en la web o por el contrario, empresas que en sus redes sociales no tienen likes pero la gente escribe mensajes directos, guarda las publicaciones, las comparte o simplemente contacta por WhatsApp.

Desde nuestro perfil de seguidor no podemos verlo, está claro, pero es una realidad y las estadísticas no mienten. Los likes sí. Según Hootsuite las estadísticas de redes sociales son un ingrediente clave para cualquier estrategia de marketing de redes sociales.

¿Entonces qué objetivo tenemos para las redes si no es conseguir likes?

El objetivo de tus redes sociales no debería ser otro más que el conectar con tus clientes, actuales y futuros, pero conectar con ellos. Ser un espacio de divulgación de promociones pero también de recomendaciones, de opiniones donde encontrar fácilmente cuál es la filosofía de la empresa, cómo siente, cómo piensa y cómo trata a sus clientes.

En España se confunde seriamente la función de las redes sociales y se espera de ella un trabajo comercial que no hacen ni siquiera las empresas. ¿Para qué vamos a contratar un equipo de comerciales si ya tengo redes sociales, verdad? 

Una red social no es una red comercial, un community manager no es un comercial y tener likes no es el resultado anterior a tener ventas. Cuanto más rápido tengamos esto claro, más fácil será el nuevo camino y la necesaria nueva estrategia de marketing que tienes que implementar con tu empresa.

Lo primero aclarar, si no eres constante, no comiences hasta que realmente quieras serlo. No sirve absolutamente de nada que estés una o dos semanas a toda máquina y luego simplemente no hagas nada. De verdad, para eso no pierdas el tiempo ni mucho menos inviertas un euro en publicidad porque será dinero tirado a la basura.

Lo segundo, si no sabes de marketing ni de diseño gráfico, déjate asesorar y no hagas experimentos. En muchos casos termináis con publicaciones con poco impacto que os desgasta y no os permite ser activos en este nuevo plan.

¿Para qué sirve una persona que simplemente adivina las diferentes acciones más que para perder el tiempo?

¿Los likes no sirven o sí sirven?

Claro que sirven pero no sirven para vender, entonces el uso que tienes que darle es otro y debe servirte de otra manera. No puedes esperar que los likes, me gusta, etc te generen ventas porque realmente lo que hacen es otra cosa.

Los likes permitirán aumentar tu presencia en esa red social porque el algoritmo está entendiendo que esta publicación es interesante y decide mostrarla. Eso, con un buen texto, una selección de hashtag justa y correcta, incrementará la cantidad de impresiones (las veces que tu publicación se visualiza). De esta manera digamos que le das impulso a un post, publicación y puedes acercarte entonces a generar ventas.

¿Cómo genero ventas entonces? Esto es así de simple:

Publicas algo => consigues likes, comentarios o cualquier tipo de interacción  => aumentas impresiones  => aumentas la posibilidad de obtener personas que vayan a tu web, link o promo.

Entonces de esta manera y porque no es lo mismo las posibilidades que tienes cuando tu fotografía se ve 100 veces que si se han visto 200 o 5000, verdad?

Si tienes una cuenta correctamente configurada podrás ver que debajo de cada publicación tendrás acceso a las estadísticas. Entra en ellas un momento, analiza conmigo esos datos.

En la primera fila encontrarás corazones, comentarios, compartido y guardados. Datos sumamente importantes porque de esta primera fila solo el primer dato es el que se ve públicamente.

Debajo comenzamos a tener más info importante: Visitas al perfil y alcance (el número total de usuarios que han visto un contenido) y en la siguiente línea nos encontramos con las Interacciones.

De las interacciones se desprenden los comportamientos de los usuarios ante nuestra publicación. ¿Hemos conseguido esa misma cantidad de visitas al perfil que de likes? ¿y de visitas a nuestra tienda o web? Seguro que el número se desploma comparado con la cantidad de likes.

¡No nos desanimemos! Que de esta información podemos obtener datos importantes para valorar si nos estamos comunicando con el lenguaje correcto.

Podemos descubrir cuál es el porcentaje de cuentas a las que hemos llegado sin que nos siguieran, es decir, personas que no nos conocían pero han visto nuestra publicación (recordad que no hablamos de publicaciones de pago, es todo orgánico). También nos da la información de donde vienen esas nuevas impresiones, del inicio (de la publicación), de los hashtags, del perfil u otro origen.

Toda esta información nos dice si podemos o estamos ampliando el público, si la publicación o más bien ese tema está siendo interesante  o por el contrario y para nuestra sorpresa, apenas tiene interacción.

Muchas veces por eso vemos post que no tienen más que un par de likes pero tal vez la interacción sea grande, consiga mensajes, compartidos, guardados o que directamente les llame la atención para ir al perfil y luego la web.

Estructura de una publicación

Cuando publicas, primero has de tener en cuenta en qué red social te estás metiendo. No es lo mismo la estrategia para Instagram que para Facebook ni mucho menos para Twitter. La fotografía puede ser la misma, sin duda, pero el contenido o la extensión. En Instagram no hay links, de momento al menos, así que si colocas una web procura utilizar urls fáciles para que quien no quiera ir a tu perfil o si en tu perfil no lo has cambiado, puedan escribir tu dominio + ese tema.

En Facebook es más simple, hay links y pueden acceder directamente a la web en cuestión sin copiar ni pegar nada. Ya eso cambia todo.

En Instagram también has de tener cuidado con no utilizar herramientas como LinkTree (ya hemos hablado en este artículo de Por qué deberías de eliminar Linktree de tu Instagram) porque si no estarás dando visitas e influencia a una empresa externa y tus links directos en bio se esfumarían, al menos en resultados favorables para tu perfil que es lo que buscas.

Conclusión

Si vas a publicar, no busques likes, busca llegar a largo plazo a tu cliente actual o potencial, busca ser una referencia y no el acto impulsivo de apretar el botón de corazón. Las redes sociales no tienen que ser tu salvación para vender más, disfruta desde otro lugar que se notará en tus publicaciones y por supuesto esto traerá casi inmediatamente más visitas en general, más seguidores y a la larga no sólo más ventas, más clientes fijos o recurrentes.

¿Quieres saber más sobre estrategias de marketing? Suscríbete a nuestro boletín y no te pierdas los artículos más importantes.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00