Cuando una empresa lleva demasiado con una imagen corporativa o simplemente nunca la ha tenido realmente y su imagen está obsoleta, toca renovarse. En este proceso de cambio surgen muchas dudas por parte del cliente,